fbpx

Masa abdominal en una rata senior

,

MASA ABDOMINAL EN UNA RATA SENIOR

Barcelona, marzo 2022| Masa abdominal en una rata senior. Caso Clínico de Paula Yaguez, responsable del servicio de animales exóticos del Hospital Veterinaria del Mar.

 

DATOS DEL PACIENTE Y DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Barbie es la rata de nuestra veterinaria Paula Yaguez, que acudió al hospital por una masa inguinal

El punto de vista de los veterinarios y propietarios en ocasiones puede diferir; Pero cuando una de sus pacientes es también su mascota, permite comprender la ansiedad que se siente ante un tratamiento como propietario.

Barbie es una rata senior, esterilizada antes de sus 3 meses de edad, y esta masa inguinal le apareció a dos meses de cumplir sus 3 años.

Para los que tenéis ratas ya os habrán llamado la atención dos cosas:

  • Las ratas tienen una vida de 3 años (no vida media, sino que es rara la rata que supera esta edad).
    Se las considera seniors a partir del año y medio de edad, con lo cual Barbie es, dentro de su especie, una rata muy senior.
  • Fue esterilizada de joven. Son raras las ratas hembra esterilizadas. Su corta esperanza de vida hace que muchos propietarios consideran que no vale la pena el riesgo de la cirugía. Sin embargo, los estudios muestran que una esterilización antes de los 90 días (30 meses) protege contra los tumores de mama.

Frente a esta situación y dada su edad, no tuvo más remedio que plantearse si valía la pena o no operar.

Barbie. Paciente afectada

Barbie. Paciente afectada

 

EXAMEN FÍSICO Y DIAGNÓSTICO

Antes de considerar cualquier tratamiento, hay que investigar.

Estos exámenes complementarios pueden llegar a ser caros, o encarecer enormemente la cirugía, pero deben realizarse siempre.

Las causas de la aparición de una “masa” pueden ser múltiples y diversas; Podría ser un tumor (y de hecho es lo primero que viene a la cabeza), pero también un absceso, un quiste o incluso una hernia. Cada una de estas tiene un tratamiento y pronostico muy diferente, por lo que es importante diferenciarlo.

Barbie por ejemplo, ya había tenido una extirpación de masa 3 meses antes (alrededor de los 2.5 años de edad) la cual resultó ser un fenómeno inflamatorio.

Masa abdominal

Así entonces, antes de considerar la cirugía de la masa, se le realizaron diferentes pruebas:

Tratando de efectuar el mejor abordaje del caso se hicieron citologías. Estas nos dan una idea de a que nos enfrentamos, permitiendo diferenciar entre abscesos, quistes y tumores, incluso darnos información sobre el tipo de tumor.

En el caso de Barbie, la citología fue compatible con neoplasia epitelial maligna, del tipo carcinoma.

Investigación de la masa abdominal

Con el objetivo de confirmar la afectación de la masa, se efectuaron pruebas de imagen. Este tipo de pruebas, aunque a veces puedan ser necesarias para tomar la misma muestra misma, son especialmente relevantes una vez ya tenemos el diagnóstico citológico.

Mediante la ecografía podemos ver la estructura de la masa, determinando si invade tejidos circundantes y si está irrigada. Además, también permite ver los linfonodos abdominales, que en caso de ser reactivos podrían indicar metástasis.

Por otro lado, las radiografías son esenciales para detectar nódulos en pulmón. Ante la sospecha de tumores de mama son entonces especialmente importantes, pues suelen metastatizar en pulmón.

Por último, se realizaron analíticas sanguíneas básicas.

Ante la anestesia de cualquier animal, y en especial en animales senior, son vitales; Más allá del diagnóstico de tumor o no, nos permite ver la funcionalidad de los órganos, clave para saber si el animal puede soportar la anestesia o no.

Lamentablemente, las pruebas rebelaron un tumor maligno, pero por suerte descartaron una metástasis evidentes y confirmaron una buena funcionalidad de sus para soportar una intervención.

 

TRATAMIENTO. CIRUGÍA, ¿SI O NO?

Dada la complejidad del caso y con toda la información, su propietaria y veterinaria debía decidir si extirpar quirúrgicamente la masa o no.

Barbie podía soportar la cirugía, pero desconocía si realmente le proporcionaría una prolongación de su calidad de vida, algo que suponía una decisión muy difícil.

Finalmente, optó por la cirugía, pensando en su calidad de vida en el momento del diagnóstico, aunque la extirpación pudiera no ser curativa.

Cirugía extirpación masa

Los tumores en rata, y en concreto los mamarios, crecen enormemente y se ulceran. Pueden resultar dolorosos, infectarse y a la larga ser muy incómodos para el movimiento del animal.

Al menos, la intervención mejoraría su calidad de vida en el inmediato, pues en el momento de la cirugía ya le costaba desplazarse, al estar la masa ocupando gran parte de la ingle.

 

EVOLUCIÓN

Se realizó la extirpación de la masa y se envió a biopsiar al completo.

¿Por qué gastar dinero con una histopatología si ya tenemos un diagnóstico?

El diagnóstico de la citología era una “sospecha”. Eso significa que aun y ser compatible, no podemos tener una garantía del 100% de que sea neoplasia epitelial maligna.

Además, es interesante conocer los bordes de la extirpación, pues nos permiten saber si han podido quedar células tumorales en el cuerpo del animal.

En resumen, una inversión que no necesariamente alargar su vida, pero si permite conocer que esperanza de vida podía tener.

Pues el diagnóstico final fue un fibroadenoma mamario. Un tumor benigno y además de bordes limpios (todo el retirado). La cirugía había sido curativa, y aunque dada su edad no sabemos cuanto más vivirá, por ahora será un largo tiempo.
Recuperación de Barbie

 

CONCLUSIONES

Las biopsias muestran una foto tipo paisaje, donde se pueden ver todas las estructuras.
Las citologías funcionan como la mirilla de una puerta. Puedes mirar a través de ella y ver, pero también no ver muchas cosas.

Por ese motivo, una citología nunca es 100% diagnóstica, permitiéndonos solo guiarnos antes de tener la biopsia. Motivo por el que siempre se proponen ambas.

Los tumores de mama en ratas son un 80-90% de las veces benignos, por lo que la cirugía en un 80-90% de los casos será curativa.
Por eso, en el caso de las ratas, se recomendará casi siempre su extirpación, aunque sea solo pensando en mejorar la movilidad del animal y evitar ulceraciones

Lamentablemente, las recurrencias son una posibilidad, incluso en tumores benignos, pues se trata de un tumor común, y sus otras mamas están igual de predispuestas.

Los estrógenos juegan un papel importante, y de ahí el interés de esterilizarlas jóvenes; con lo que, según edad y el caso, se podría considerar e incluso recomendar una esterilización, como parte del tratamiento para prevenir y evitar que salgan nuevas.

Gracias al caso de Barbie, Paula como propietaria, tiene más clara que nunca su opinión como veterinaria: En una rata con buena salud, los beneficios de la extirpación de tumores de mama superarán los riesgos con creces.