fbpx
930217812 | C/Marina 69 Barcelona info@veterinariadelmar.com

Urolitiasis en un hurón

UROLITIASIS EN UN HURÓN

Barcelona, Noviembre 2019| Urolitiasis en hurón. Caso Clínico de Eduard Armengol, especialista del servicio de animales exóticos del Hospital Veterinario del Mar

Vídeo caso

DATOS DEL PACIENTE Y DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Babu, un hurón macho, no castrado, de 6 años de edad, se presentó de urgencias en el Hospital Veterinari del Mar con mucho dolor abdominal, tenesmo (contracciones violentas debido a dificultad en defecar u orinar) y disuria (dolor al orinar).

EXAMEN FÍSICO Y DIAGNÓSTICO

En la exploración física se evidenció la presencia de globo vesical (vejiga dura y distendida debido al acumulo de orina), junto con dolor abdominal y agresividad exacerbada por el dolor.

De forma urgente, el servicio de animales exóticos del hospital, le instauró tratamiento analgésico de cobertura para preservar su salud.

Posteriormente, previniendo la gravedad del pronóstico, se le realizo una radiografía para valorar el estado de la vejiga y poder esclarecer la causa del problema.

Las radiografías evidenciaron que la vejiga estaba distendida y llena de partículas de radioopacidad mineral, compatibles con urolitos (piedras en las vías urinarias). (Figura 1)

También se observaron en diferentes zonas de la uretra, obstruyendo la salida de la orina y causa del globo vesical.

Cuando se produce una obstrucción urinaria, el riesgo de que se acumulen los tóxicos que se eliminan en la orina es muy elevado, produciendo estos, graves intoxicaciones en el organismo.

Además, la formación de cálculos puede ser indicativo de que el riñón no tiene buena funcionalidad.

Por esta razón, se indico la necesidad de hacer un abordaje analítico completo para valorar el estado general del animal.

Afortunadamente, en el caso de Bubu los valores obtenidos se encontraban dentro de los parámetros de la normalidad, resultando ser el diagnóstico definitivo de urolitiasis severa en vejiga y uretra.

TRATAMIENTO

Revelada la causa del dolor, la rápida actuación era crucial por lo que se procedió al sondaje urinario con el objetivo de desobstruir la uretra y permitir la evacuación de orina.

Este proceso reduce el riesgo de rotura de la vejiga debido a la presión que ejerce la orina.

Una vez sondado, se mantuvo con esta para facilitar la salida de orina.

Se procedió a hospitalizar a Bubu, 24-48h, para su estabilización, para posteriormente abordarle quirúrgicamente para la extracción de los urolitos. (Figura 2)

El tratamiento indicador es quirúrgico.
La cirugía consiste en realizar una cistotomía (incisión en la vejiga urinaria para acceder a su interior) y extraer así los urolitos.

(Figura 3 y 4)

El pequeño tamaño del animal requiere cierta destreza quirúrgica, así como la necesidad de la extracción completa de todas las piedras, para garantizar su completa recuperación, y evitar una nueva obstrucción. (Figura 5)

Urolitiasis en un hurón

Figura 5

EVOLUCIÓN

La cirugía fue un éxito, y 24h después, tras ser hospitalizado para el control del dolor, y tras recuperar la capacidad de orinar, Bubu obtuvo el alta con tratamiento analgésico y antibiótico.

Una semana después, la evolución era favorable, y sin problemas para orinar, su recuperación era evidente.

Será crucial la realización de revisiones periódicas, así como modificar la dieta por tal de prevenir la formación de nuevos urolitos, pero Bubu, de nuevo, lleva una vida totalmente normal.

Para conocer más casos clínicos sobre animales exòticos, puedes conocer la história del conejo Teodor: https://veterinariadelmar.com/heridas-por-ulceracion-cutanea/