fbpx

Calicivirus felino. La gipe de los gatos

calicivirus felino

CALICIVIRUS FELINO. LA GRIPE DE LOS GATOS

Barcelona, noviembre 2021| Calicivirus felino. La gripe de los gatos. Caso Clínico de Laia Sanchez, Auxiliar Veterinaria del Hospital Veterinaria del Mar.

 

DATOS DEL PACIENTE Y DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Se presentan en el Hospital Veterinaria del Mar Milo, un gato macho común europeo de dos años de edad, sin la pauta de vacunas al día.

Su propietaria refiere que los últimos días está más apático de lo habitual. Apenas come y bebe, y presenta tos y mucha sialorrea, como si tuviera gripe.

 

EXAMEN FÍSICO Y DIAGNÓSTICO DE CALICIVIRUS FELINO

Durante la exploración física inicial, el gato presenta fiebre, con 39,4º de temperatura, y un retraso en el pliegue cutáneo que determinaba un leve estado de deshidratación.

Bajo sedación, se le exploró la cavidad bucal y se visualizaron úlceras en la lengua y una amigdalitis marcada, sospechando de un posible proceso de Calicivirus felino. (figura 1 y 2)

Úlceras calicivirus felino

Figura 1 – úlceras

Ulceras calicivirus felino

Figura 2 – úlceras

QUÉ ES EL CALICIVIRUS EN GATOS

El Calicivirus felino es un tipo de gripe felina muy común y contagiosa, que de no tratarse a tiempo, puede resultar grave, especialmente en gatos con un sistema inmunitario débil.

Es un virus muy contagioso que afecta sobre todo, a las vías respiratorias superiores, provocando estornudos, descarga nasal, lagrimeo, fiebre, etc.

Se contagia por contacto directo con los fluidos de otro gato infectado (secreciones nasales, saliva, lagrimeo,), por contacto con objetos o espacios frecuentados por un gato infectado (camas, bebederos y comederos, mantas, …), o al ser cachorros de un gato portador aunque no enfermo.

Ante la sospecha de calicivirus  se realizó un primer abordaje analítico, en el que se descartaron afectaciones graves, así como pruebas de imagen que fueron compatibles con la normalidad.

 

TRATAMIENTO DEL CALICIVIRUS FELINO

A día de hoy no hay un tratamiento farmacológico que cure el Calicivirus en gatos.

Además, se trata de un virus cuya cepa infecciosa muta con facilidad, por lo que un mismo paciente puede sufrirla repetidas veces.

Sin embargo, la mayoría de gatos se recuperan bien, con ayuda de atención veterinaria.

Los gatos afectados de calicivirus, quedan el resto de su vida como portadores, por lo que aunque no presenten síntomas, siempre pueden suponer una fuente de riesgo de contagio para otros gatos.

El tratamiento se basa en aliviar los síntomas del paciente, con antibióticos para evitar infecciones oportunistas, analgesia y antiinflamatorios para evitar que el proceso se agrave, colirios y una higiene constantes.

Además, es importante garantizar que el paciente no deje de comer ni beber, ofreciéndole dietas atemperadas y más sabrosas, o incluso colocándole sondas de soporte nutricional si es necesario.

Calicivirus felino

Figura 3 – paciente Milo

EVOLUCIÓN Y RESOLUCIÓN

Milo se quedó ingresado con fluidoterapia, control de la temperatura y las úlceras, analgesia y antibióticos, debidamente aislado para evitar contagios.(figura 3)

El procedimiento de su caso fue muy satisfactorio, y gracias a las meticulosas curas y al tratamiento instaurado, en 48 horas pudo ser dado de alta.

En las posteriores revisiones comía ya con plena normalidad, y no presentaba síntomas evidentes de calicivirus (ningún rastro de tos, salivación excesiva, ni de úlceras bucales.)

 

CONCLUSIONES

El Calicivirus felino es un virus muy resistente que puede sobrevivir en el medio ambiente, en condicionales ambientales normales, hasta una semana.

Por ello la mejor protección contra él es la vacuna trivalente felina, que asimismo le protege del Parvovirus felino y el Herpesvirus felino.

En caso de identificar cualquier síntoma es necesario acudir al veterinario lo antes posible para evitar complicaciones.