La oruga procesionaria, una amenaza para los perros

Barcelona, Marzo de 2017 // Hoy queremos recordar a los propietarios la importancia de vigilar a sus perros cuando están en el parque ya que este año en Clínica Veterinaria del Mar ya hemos tenido varios casos de reacciones por contacto con la oruga procesionaria.

El caso clínico veterinario de Luna

En este caso os presentamos a Luna, una West Highland de 4 meses de edad que estaba con sus propietarios en el parque cuando oieron su ladrido mientras olfateaba. A los pocos minutos vieron que Luna tenia la lengua inflamada. Después de 2 vómitos decidieron acudir de al veterinario de urgencias.
El examen físico de Luna era normal a excepción que se observo inflamación marcada de la lengua con cambio de coloración del extremo.

oruga-procesionaria-perros-veterinario-urgencias-barcelona      oruga-procesionaria-perros-veterinario-urgencias-barcelona

Diagnóstico

Con la historia y los signos clínicos se diagnosticó que se había producido una reacción inflamatoria por contacto con la oruga procesionaria de modo que se decidió ingresar a Luna.
Una vez ingresada se administraron Córticos IV para parar la inflamación y se realizó una sedación para realizar una limpieza de la lengua con agua caliente evitando frotar la lengua y provocar mas reacción. Durante el ingreso se instauró a Luna tratamiento de soporte para parar los vómitos y evitar que se deshidratara ya que no podía comer ni beber.
Al día siguiente Luna ya no tenia la lengua inflamada y empezó a comer alimento blando con normalidad.

Luna se fue con medicación a casa informando bien a los propietarios de que probablemente se podría necrosar la parte de la lengua que había sido afectada. En los siguientes controles se fue observando como la lengua de Luna se iba necrosando hasta día de hoy donde la lengua ya tiene una coloración normal.

oruga-procesionaria-perros-veterinario-urgencias-barcelona

Recomendación importante en caso de contacto del perro con la oruga procesionaria

Recordar la importancia de actuar lo antes posible en los casos de reacciones por contacto con la Oruga procesionaria para evitar lesiones más graves que sin control pueden incluso provocar la muerte del animal.

La oruga procesionaria, una amenaza para los perros
Puntúa