Fracturas en perros: el caso clínico veterinario de Luna

Barcelona, Marzo de 2017 // En el caso de hoy tenemos a Luna, una perrita de 8 meses de edad que se presentó en Clínica Veterinaria del Mar  porque sus propietarios al volver a casa observaron que Luna tenia la zona del antebrazo inflamada y cojeaba un poco. Los propietarios decidieron contactar con nosotros para realizar una visita con el servicio de ortopedia y con el traumatólogo especialista porque creían que Luna podía tener algún hueso roto.

Exploración

Cuando llego a la clínica Luna casi no apoyaba la extremidad y tenia mucho dolor a la palpación de la zona del antebrazo.
Dado que todo el examen físico general era normal, le realizamos una radiografía. Tal y como el propietario se imaginaba Luna tenia una fractura a nivel de la diáfisis media del cubito y radio (antebrazo).

Tratamiento con fijadores externos

En este caso se decidió utilizar unos fijadores externos para dar estabilidad a la articulación ya que los tejidos alrededor de la zona de fractura estaban inflamados y podrían dar problemas de cicatrización si se tenían que incidir para colocar una placa de osteosíntesis.
Luna se fue a casa y los propietarios nos informaron que Luna no tenia casi dolor en el postoperatorio. En las siguientes revisiones se observó muy buena evolución y consolidación ósea de la fractura hasta que se decidió retirar los implantes para que Luna ya pudiera hacer vida normal.
Muchas gracias a los propietarios por confiar en nuestro servicio de traumatología y ortopedia veterinaria.

Fracturas en perros: el caso clínico veterinario de Luna
Puntúa