EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Barcelona, Julio 2019|Exodoncia radical en una gata con gingivostomatitis crónica. Caso Clínico de Isabel Frías, responsable del servicio de medicina felina del Hospital Veterinari del Mar

DATOS DEL PACIENTE Y DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Niza, una gatita de raza siamés de 2 años hembra castrada, vino en busca de una segunda opinión por una disminución del apetito, y dolor asociado a una gingivoestomatitis severa.

Había sido tratada con cortisona por su gingivoestomatitis, pero los propietarios no notaban mejoría. (Figura 1)

Preocupados, acudieron al Hospital Veterinario del Mar.

EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Figura 1

EXAMEN FÍSICO Y DIAGNÓSTICO

En el examen bucal, además de presentar mucho dolor a la exploración, Niza presentaba una gingivoestomatitis generalizada severa, con sobrecrecimiento del tejido gingival y estomatitis caudal (inflamación de la mucosa bucal posterior). (Figura 2 y 3)

La gingivoestomatitis crónica felina es una enfermedad multifactorial, en la cual el sistema inmune del gato responde de forma inadecuada al estímulo provocado por antígenos tanto orales como no orales.

Los factores desencadenantes más frecuentes son la placa bacteriana o la presencia de un virus como el virus de la inmunodeficiencia, calicivirus, o virus de la leucemia.

EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Figura 2

EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Figura 3

Ante esta situación se realizó un primer abordaje analítico a Niza.

Realizamos un test FIV/FELV (test detector del virus de la inmunodeficiencia felina y el virus de la leucemia felina), con resultado negativo, y analíticas generales, en las cuales encontramos una leve hiperglobulinemia, frecuente en esta enfermedad por la inflamación crónica.

TRATAMIENTO

La extracción dental completa es el tratamiento de elección y tiene como objetivo eliminar cualquier estimulo inflamatorio de la cavidad oral.

En los casos menos graves se plantea extraer únicamente molares y premolares, pero en el caso de Niza, dado que presentaba afectación incluso de los caninos e incisivos, decidimos planear una extracción radical. (Figura 4 y 5)

Al realizar la extracción dental es importante asegurarse que no queden restos de raíces dentales, ya que estas, pueden continuar provocando un estímulo antigénico e inflamación, haciendo que el resultado no sea el adecuado.

EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Figura 4

EXODONCIA RADICAL EN UNA GATA CON GINGIVOESTOMATITIS CRÓNICA

Figura 5

Aproximadamente, entre un 30% y un 60% de los gatos responden correctamente a este procedimiento, quedando otros en los que hay que buscar alternativas, como el uso de antivirales o células madre mesenquimales.

EVOLUCIÓN

En el caso de Niza, el procedimiento fue satisfactorio, y en menos de 24 horas tras la extracción dental, se encontraba comiendo con total normalidad.

En posteriores revisiones los propietarios comentan que la encuentran más activa, y que come con mucho apetito.(Figura 6, 7 y 8)

Exodoncia radical en una gata con gingivoestomatitis

Figura 8

Exodoncia radical en una gata con gingivoestomatitis

Figura 7

Exodoncia radical en una gata con gingivoestomatitis

Figura 6

Además, las cicatrices de las extracciones, han curado correctamente.

RESOLUCIÓN

La gingivoestomatitis felina es una enfermedad con buen pronóstico si se plantea la extracción dental como primera opción.

Únicamente en casos leves debería intentarse tratamiento médico a base de antibióticos, analgésicos y limpiezas bucales.

Soló entre un 7% y un 20% de casos es resistente, como consecuencia uso continuado de corticoides, debido a la persistencia de la enfermedad a lo largo del tiempo, por enfermedades concurrentes, o por la presencia del virus de la inmunodeficiencia felina o Calicivirus.