DIROFILARIA IMMITIS CANINA O DIROFILARIOSIS CARDIOPULMONAR CANINA

Barcelona, mayo 2018|Dirofilaria immitis canina. Caso Clínico de Gonzalo Sanz, responsable del servicio de diagnóstico por la imagen del Hospital Veterinari del Mar.

DATOS DEL PACIENTE Y DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

Wilson, macho castrado, mestizo de 6 años de edad. Se presentó en nuestro centro con un cuadro agudo de dificultad respiratoria, vómitos biliosos y heces diarreicas.
Historia previa de síncopes, con diagnóstico presuntivo de epilepsia con causa desconocida; sin tratamiento.

PRUEBAS REALIZADAS Y DIAGNÓSTICO

En la exploración física general se evidencia el vientre hinchado, con posible liquido libre en el abdomen. Se observa un patrón respiratorio restrictivo unido a una atenuación del latido cardíaco.

La distensión abdominal asociada a líquido libre puede ser causada por diversas enfermedades tales como; insuficiencias cardíacas, daños hepáticos, fallos renales, o por procesos infecciosos, inflamatorios, o neoplásicos entre otros.

Secundariamente, se localizan múltiples estructuras dérmicas y subdérmicas, de pequeño tamaño, duras a la palpación.

Un derrame pleural-pericárdico es la acumulación anormal del líquido, que recubre el tejido delgado que envuelve la cavidad torácica, los pulmones, y el corazón.

Dados los signos derivados del examen físico general, ante la sospecha de derrame pleural-pericárdico, y ante la posible presencia de líquido libre abdominal o agrandamiento anormal de los órganos, se indicaron pruebas de imagen completas, y un primer abordaje de analíticas generales.

Mediante ecografía torácica, confirmamos el derrame; Se realizó una punción torácica eco guiada, mediante la que se extrajo líquido para una toma de muestras.

Se realizó ecocardiografía para descartar posibles complicaciones cardíacas, en la que se detectó un aumento de la presión del corazón, causado por el líquido libre, pero no se observaron signos de alteración de la funcionalidad. (Figura 1 y 2)

FIGURA 1

FIGURA 2

 

Tras unas horas de ingreso, Wilson empezó a presentar mayor esfuerzo abdominal y un aumento en la frecuencia cardíaca debido al aumento del derrame. Se drenaron 90ml.

Dada la complejidad del caso, se propuso realizar un test rápido para la detección de parásitos causantes de enfermedades tales como; la filariosis (Dirofilaria immitis canina), erliquiosis, enfermedad de Lyme y anaplasmosis.

El test reveló un resultado positivo en Filarias (Dirofilaria immitis canina), un tipo de gusano generalmente transmitido en forma de larva por un mosquito, que migra por el cuerpo, produciendo reacción inflamatoria y otras alteraciones.

Ante la no visualización de filarias adultas en la ecocardiografía se propuso la realización de una tomografía axial computarizada (TAC), que diagnosticó que la membrana que recubre el corazón estaba excesivamente fibrosada debido a una inflamación prolongada crónica. (Figura 3)

FIGURA 3

TRATAMIENTO Y EVOLUCIÓN

El tratamiento consistía en realizar una pericardiectomia parcial. Un acto quirúrgico que consiste en retirar parte, o la totalidad del saco que envuelve al corazón, para permitir que éste se mueva con más libertad.

Una cirugía que requiere un equipo de cirujanos y anestesistas especialistas, trabajando conjuntamente.

Se realizó mediante una apertura en la pared torácica que permitió acceder al corazón, y resultó ser un éxito. (Figura 4, 5 y 6)

Durante el cierre se observaron varios nódulos en el subcutáneo con aspecto de larva, de los que se tomaron muestras para realizar un estudio, cuyo resultado fue “larvas inmaduras de dirofilaria immits canina.”

FIGURA 4

FIGURA 5

FIGURA 6

A los pocos días postquirúrgicos, Wilson ya no presentaba presión en el corazón ni liquido libre, y su estado anímico era incomparable respecto a cuando lo visitamos por primera vez. (Figura 7 y 8)

FIGURA 7

FIGURA 8

DIROFILARIA IMMITIS
5 (100%) 1 vote