Cirugía oftalmológica veterinaria: el caso de la chow-chow Sora

Barcelona, Octubre de 2016 // Hoy te presentamos a Sora, una perra chow-chow de 7 meses que vino a Clínica Veterinaria del Mar porque desde sus primeros meses que los propietarios habían observado que le lloraban mucho los dos ojos y esto provocaba que apareciera una coloración marrón de toda la zona de alrededor. Tras un primer examen físico y oftalmológico, se decidió recurrir a una cirugía oftalmológica veterinaria. A continuación, puedes conocer cómo fue todo el proceso.

Examen físico y oftalmológico veterinario

Se realizó el examen físico y oftalmológico:
-En Primer lugar, el examen físico general es perfecto.
-Del examen oftalmológico de la perra se extrae que presenta laxitud palpebral todo del canto lateral de los dos ojos que provocaba euriblefaron (aumento de la longitud del párpado) con la consecuencia secundaria de entropion asociado, es decir, arrollamiento interno en dirección al globo ocular. Todo esto resultaba en el llamado ‘Staining tear síndrome’ (producción exagerada de lágrima). Pero, a pesar de la irritación y exposición constante de la córnea, ésta no presentaba úlceras, la córnea estaba intacta, transparente y brillante.

La solución

La única solución para acabar con el problema era pasar por el quirófano. Debido a la corta edad y con la colaboración de la oftalmóloga veterinaria especialista de la clínica se decidió realizar la cirugía con la técnica incruenta en el canto palpebral de los dos ojos tan dorsal como ventral y puntos de retracción en la zona del pliegue frontal.

La anestesia fue muy bien y, gracias a esta cirugía, Sora ha ganado en calidad de vida y ya vuelve a ver el mundo sin el lagrimeo constante !!! Y así de bonita vino a visitarnos en la última visita de control hace pocos días: